Cómo conseguir el bienestar psicológico

Cuando alguien pregunta ¿qué tal estás? ¿cómo te sientes? Generalmente se contesta haciendo una revisión de los momentos en los que recientemente y de manera prolongada se haya tenido un estado de ánimo positivo. Curiosamente, no influye la intensidad de esas sensaciones, sino solamente la frecuencia con la que las hayamos tenido. No vale con que nos den una noticia estupenda ni con que hayamos disfrutado mucho en un día de comida con amigos para decir que nos sentimos bien. Para ello es necesario que los buenos momentos más que intensos sean repetidos en el tiempo. Somos así.

Nos pasamos la vida buscando la felicidad, y en realidad no tenemos muy claro qué es lo que estamos buscando en realidad.

La felicidad no solamente consiste en tener un estado de ánimo alegre, sino en tener la idea de que vas en el camino de conseguir las metas y objetivos que realmente valoras.

Hay teorías que muestran que no se puede llegar a conseguir un bienestar psicológico profundo si no se satisfacen tres necesidades básicas:

  • Afiliación o creación de vínculos afectivos con otras personas
  • Autonomía
  • Competencia

Y, ¿qué pasaría cuando estos puntos no estén cubiertos? Pues la mayoría de las veces, esto hace que nos creemos otras necesidades diferentes que sustituyan a estas. Como, por ejemplo, cuando empezamos a tener la necesidad de admiración o reconocimiento por parte de los demás. Cuando esto sucede, nos movemos para lograr esa meta, que nos valoren y nos consideren como esperamos que los de nuestro alrededor lo deberían hacer. Pero esto no es duradero, y los esfuerzos que hagamos en esa dirección no perdurarán. En cambio, si lo hará el hecho de que nos movamos persiguiendo metas y objetivos que salgan de lo que realmente queremos y valoramos.

Por este motivo, no llegarás a sentirte realmente bien hasta que tus objetivos no sean congruentes con estas necesidades básicas.

El hecho de sentir control sobre tu propia vida, y sentirte competente hace que tengas sensaciones como las siguientes:

  • Se experimenta un gran crecimiento personal
  • Los objetivos vitales se ven cada vez más claros
  • La sensación de autonomía es enorme
  • Nos aceptamos tal cual somos, con lo bueno y lo malo que tengamos
  • Las relaciones con los demás tiende a ser cada vez mejor

No hacerlo lleva a sentir indefensión, estancamiento o falta de rumbo, indecisión o falta de empatía y afecto hacia los demás.

Como resumen me gustaría que te quedaras con la idea de que no sirve de nada pasarse la vida buscando la felicidad si la centramos en algo efímero, que hace que te sientas bien por un momento. A la larga, la sensación que va a hacer que consideres que has llegado a conseguir un bienestar psicológico es la de experimentar el control sobre tu propia vida. Saber en cada momento hacia dónde vas, porque tú has decidido ir en esa dirección. Con una meta y un objetivo que realmente importe.

 

¡No te vayas sin tu regalo!

Un ebook en el que hablo de miedos, inseguridades, temores y cómo poder combatirlos.

Publicado en Desarrollo personal.

2 Comentarios

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Pilar Tejero Rafael de la Cruz
Finalidad: Gestionar los comentarios
Legitimación: Tu consentimiento
Destinatarios: Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Dinahosting (proveedor de hosting de Pilartejeropsicologa) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Dinahosting. (https://dinahosting.com/legal/aviso-legal).
Derechos: Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: https://pilartejeropsicologa.com/politica-de-privacidad/

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *